PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







sábado, 7 de septiembre de 2019

Primera experiencia de viaje en un Tesla 3.



No había tenido la oportunidad de hacer un viaje con el Tesla hasta ahora, pero ya por fin puedo compartir mi experiencia, para los que os preguntáis si vale la pena o no tener un coche eléctrico ahora.

Datos: Tesla Model 3, de Boca Raton, FL, a Atlanta, GA. 1.000 kilómetros (622 millas). Googlemaps me da un estimado de 9 horas y 36 minutos. El navegador de Tesla que tiene en cuenta los supercargadores me da la misma ruta (no tengo que desviarme) pero con el tiempo de carga el estimado es de 12 horas. Definitivamente es un aumento considerable de tiempo, pero no nos quedemos solo con este dato.

Confieso que antes de hacer el viaje pensé que "perder" tres horas extra en la carretera iba a ser un serio inconveniente, y que esto podía ser un factor muy negativo en mi experiencia, por todo lo demás excelente, con el coche.

Definitivamente estaba equivocada. Entiendo que para algunos pueda resultar problemático, pero para muchos otros, como yo, solo requiere un pequeño cambio de mentalidad, y estar abierto a reconsiderar viejos hábitos. Como casi todo en Tesla, es un cambio de paradigma para mejor.

Las cinco paradas que hicimos durante el viaje nos sirvieron para estirar las piernas, descansar, pasear al perro, comer, ir al super y llegar a nuestro destino en mejores condiciones de lo que lo hubiéramos hecho de haber hecho el viaje solamente con los descansos mínimos para repostar y comer algo rápido.

Los supercargadores fueron fáciles de encontrar, estaban en o cerca de la autovía, y al lado de algún lugar en el que pudimos comer algo. En todos había posiciones disponibles por lo que no tuvimos ningún problema.

Entiendo que para algunos pueda resultar un inconveniente tener que emplear más tiempo en la carretera, pero en general, para muchos de nosotros, sobre todo al viajar con familia, obligarnos a descansar un ratito extra es realmente beneficioso. Personalmente soy de las que sigue adelante porque quiero llegar antes para terminar el viaje y descansar cuanto antes, pero al tener que parar llegué en muchísimas mejores condiciones, hicimos el viaje con menos estrés, hasta el final, y conduje menos cansada hasta el final, por lo que pienso que la seguridad del viaje aumenta.

Por último, otro factor a tener en cuenta es la falta de ruido. Durante una conducción normal en ciudad puede que no sea tan relevante ir en un coche más silencioso, pero después de 12 horas el estar sujetos a bastante menos contaminación acústica sí que se nota.

En resumidas cuentas, después de haberlo probado, totalmente recomiendo un coche eléctrico aunque aquellos que deban viajar regularmente por motivos de trabajo deberán considerar si es productivo para ellos el tiempo extra que necesitan para cargar el coche, o no. Ah! se me olvidaba comentar el precio, para que cada uno saque sus cuentas. Me cobraron 37 dólares por las cargas (ida y vuelta).

Y vosotros, habéis tenido experiencias similares o diferentes?