PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







miércoles, 25 de noviembre de 2009

Si la manipulación de la prensa fuera siempre asi.....

Ataque de un oso a un humano en Churchill, Manitoba, Canada.

Estas fotos son de un ataque real de un oso polar en Churchill.

Las fotos fueron tomadas mientras la gente miraba sin poder hacer nada para parar el ataque.

El periódico local menciona que la víctima se ha recuperado completamente.

Estas son las fotos:






Sonríe. Es bueno para tu corazón.


martes, 10 de noviembre de 2009

Imprevistos II

Lo he conseguido! Son las seis y media, casi todo me ha salido mal, y aquí estoy, disfrutando de un pastelito y tan sonriente.

El tipo de la grua ha venido hora y media tarde. En el camino hacia el concesionario había un accidente y nos hemos retrasado casi otra hora. Cuando he llegado me han dicho que tenían que pedir la rueda y tardaría 5 días en llegar. No tenían ningún coche disponible para prestarme. Me he quedado sin comer (esto no me vendrá nada mal). Finalmente, cuando estaba llegando de vuelta a casa he parado en el super a por un poco de sushi y no había. He corrido para llegar a tiempo antes de que mi hijo saliera del colegio y al llegar he visto que no habían cambiado la hora en el coche, con lo que estaba una hora adelantado y aún no habían salido del cole.

Menos mal que:
Mientras esperaba he podido escribir un poco.
El accidente de la carretera no era nuestro y he tenido tiempo de echar una cabezadita.
Les he convencido para que me alquilaran un coche y corrieran con los gastos.
He podido comer algo y estar en casa antes de que llegara mi hijo.
Lo más importante, no he perdido la calma, y he pasado un buen dia.

He aprendido que aunque al principio cuesta un poco porque no es un reflejo natural, si elegimos de forma consciente el estar tranquilos, se convierte en un reflejo aprendido y nos hace la vida más cómoda. Ya habrá momentos de drama real en los que podremos ponernos alterados de verdad.

Imprevistos.

Hoy me viene a la mente una historia que leí hace algún tiempo. En un lejano país, un sultán decidió poner en sus aposentos la imagen que mejor definiera la paz. Varios de sus ayudantes recorrieron el país durante meses tratando de encontrarla. Finalmente, le presentaron dos cuadros. Uno reflejaba un paisaje ciertamente tranquilo; bucólico, lleno de armonía. Un prado con flores, cielo azul y un riachuelo que lo cruzaba como rayo de plata cantarín. El segundo, sin embargo, era una inmensa cascada. El agua bramaba, chocando contra las rocas. Se adivinaba un ruido ensordecedor, y una explosión constante al estrellarse el agua velozmente. Aunque hermoso, ciertamente no parecía evocar paz y tranquilidad. Sorprendentemente, el sabio sultán eligió éste cuadro. Los que estaban con él, lo entendieron cuando lo vieron sonreír mirando un pequeño detalle en la pintura. Justo detrás de la cascada se veían dos pajaritos en un nido, ajenos al tumulto del agua. Ciertamente es muy fácil estar centrado y feliz cuando todo va bien, pero es otro cantar cuando las cosas a nuestro alrededor se empeñan en hacernos el día difícil.

Todo esto viene cuento de que estoy sin coche, y en USA eso es un problema. Hace tres dias, cuando estaba fuera de casa con mi hijo, perdí una hora intentando que funcionara. Finalmente fue capaz de traernos a casa, pero antes de ayer decidió que no andaba más. Así que cogí prestado el de mi marido, pero ayer se pinchó una rueda. 3 dias 3 problemas. Como es un coche pequeño no lleva repuesto, con lo que (menos mal o hubiera tenido que cambiarla yo, y me estoy haciendo mayor para esos trotes) hoy tengo que perder toda la mañana en esperar al vehículo que nos lleve a los dos al concesionario, ayer perdí un par de horas hasta que por fin nos trajeron a casa, he tenido que cancelar una comida con una amiga a la que no veo hace meses y dos sesiones con dos clientes. Por supuesto estas cosas no son realmente importantes en la vida, y podría ser muchísimo peor. Pero esto no quita para que sean muy incómodas y un test para la paciencia.

Ahora viene lo interesante para mí. Por supuesto que mi primera reacción durante años hubiera sido levantar las manos al cielo y clamar como tremenda víctima lo ridículo de la situación, lo inconveniente, y muchas palabras más feas que por educación no pongo por escrito. Después culpar a alguien (a mí no, desde luego, faltaba más) desde mi marido que no estaba en casa para encargarse de todo, a los fabricantes, o a los que han dejado caer algo a la carretera que debe haberse incrustado en la goma... no se, alguien tiene que tener la culpa, no?

Pues no, he conseguido no hacer nada de eso. Me he aplicado el cuento y he recordado todo lo que les aconsejo a mis clientes. Me he sentado, he hecho unas respiraciones profundas, y he visto que tengo una opción respecto a lo que hay que hacer, y dos opciones respecto a mi actitud. Puedo hacerlo de mal humor y maldiciendo, o puedo tomármelo simplemente como un cambio de plan. He decidido que esta opción es mejor para todos. A ver lo que me dura esta disposición tan buena. De momento llevan media hora de retraso y sigo aquí, esperando la grúa salvadora. Ya os contaré como acabo, y cuanto me falta todavía para "iluminarme".

lunes, 9 de noviembre de 2009

Admiro la falta de odio.

Yoani Sanchez es una blogger cubana que se atreve a levantar la voz por encima del rasero de la desinformación y el silencio. No es un secreto ni una novedad que en algunos países hay una falta de libertades básicas, como la de expresión. Tampoco es nuevo que haya rebeldes que se opongan a ello, y que se atrevan a poner voz al sentimiento de injusticia e impotencia. Lo que suele ocurrir en estos casos, es lo que les ha pasado recientemente a Yoani y otros tres amigos cuando se dirigían a una manifestación contra la violencia. Los secuestraron impunemente y les dieron una paliza.

Desafortunadamente, no son los primeros ni los únicos. Siempre me admiro y me asombro por la valentía de personas así, que no dudan en seguir adelante con lo que su conciencia les dicta, a pesar de las injustas pero previsibles consecuencias. Pero no es ésto lo que me asombra más, ni de lo que quiero hablar hoy. Lo que más admiro de muchas de éstas personas es la falta de odio. Yo aborrezco la violencia más que ninguna otra cosa en el mundo, con pasión y sin reserva. Pero si la hubiera padecido en mis propias carnes o en las de alguien muy cercano a mi, no se si hubiera podido evitar caer en una espiral de odio, de sed de venganza, de furia mejor o (seguramente) peor contenida.

Como terapeuta energética, mi punto de vista ante muchas cuestiones se basa en que somos básicamente energía. Soy consciente de la importancia de mantenernos centrados y no dejarnos llevar por aquello contra lo que luchamos. No se puede apagar un fuego con más fuego, y alimentar sentimientos negativos alimenta aquello que tratamos de combatir. Es una cuestión vibracional, y como tal, lo inteligente y efectivo es favorecer lo que queremos implementar, en lugar de luchar contra lo que no queremos. La teoría es sencilla. Ante la falta de luz, no luchamos contra la oscuridad sino que encendemos una bombilla. Ante el frio, encendemos un fuego. Ante la violencia, nos mantenemos centrados en una actitud pacifista. Pero hay que ser muy fuerte y muy valiente para vivir la teoría y mantener una actitud no belicosa ante tamaña provocación. Cuando los músculos duelen, las emociones se resienten y el entorno se percibe hostil al justificar las agresiones, solo un espíritu fuerte y centrado se mantiene fuera de la onda expansiva del odio. Mi admiración por ello. Yo no se si sería capaz.

http://www.desdecuba.com/generaciony/

jueves, 5 de noviembre de 2009

En Austria venden trucha en las farmacias.

He leído hoy en el periódico algo que, aunque irrelevante, me ha resultado muy curioso; y es que en Austria venden trucha en las farmacias. (aquí está el artículo)
Pues qué quereis que os diga, a mi, por una parte, me parece un poco patochada. Como justificación, aducen que la trucha es sanísima por la cantidad de Omega-3 que tiene, pero hay muchas cosas sanas y no por ello se deben vender en las farmacias.
Según el diccionario, una farmacia es un laboratorio donde se preparan medicinas o una tienda donde se venden. Y una pescadería, un sitio donde venden pescado. Siguiendo esta lógica austriaca, deberían vender también fruta y verdura fresca, y por supuesto aceite e oliva. De paso, que vendan libros o vídeos de chistes en las iglesias, porque reírse es bueno para el espíritu, condones en la comisaría de policía porque son para proteger, y videojuegos en los colegios porque favorecen el aprendizaje. En la carnicería que vendan sillones, porque estar sentado muchas horas también favorece el colesterol. Y en las tiendas de electrodomésticos, que pongan un servicio de contratación de emplead@s de hogar. Total, si es por hacer grupos temáticos... De todas formas, yo me imagino que la venderán en paquetes, como el salmón ahumado del super. Porque si no, ya me veo al farmacéutico de turno con delantal, y a la clienta pidiendo dos de aspirinas y una trucha..., pero oye, "sácame los ojos y quítame las escamas, eh"
Ahora bien, como siempre hay que tratar de encontrar el aspecto positivo a todo, este asunto también lo tiene. Ya es hora de que relacionemos nuestra dieta con nuestro estado de salud. Es importante que nos concienciemos de que somos lo que comemos, y la primera línea de protección de nuestra salud está en la cocina, y no en el cajón de medicamentos. Así que a pesar de las apariencias, la idea subyaciente no me parece mal; solo tenemos que encontrar una mejor forma de plasmarla.
Y a vosotros, ¿qué os parece?

lunes, 2 de noviembre de 2009

La tortilla de patata cubista.

Iñaki Rodaballo (¿lo del apellido es predestinación a la cocina?) ha quedado finalista en el trofeo Coca-Cola a la mejor tortilla de patata. Hasta ahí todo normal. Lo bueno viene cuando leemos más sobre la receta, porque resulta que con las patatas hace un puré que luego deshidrata en papel siliconado, y con el resto de ingredientes y más patatas, se hace una pomada que debe quedar con textura de gel. Dice que es vertical en vez de horizontal, y que se come como un falafell, con la mano. Ahí es nada.

De todas formas, lo que más me llama la atención no es la creatividad de la receta, sino lo retrógrado de los comentarios al artículo. La mayoría de ellos calificando de chorrada, chorradica o tomadura de pelo (los más finos) y alguno se muestra claramente disgustado con la idea. Yo me pregunto por qué hay tanta gente a la que le disgusta que otros hagan cosas nuevas. Que yo sepa, nadie ha dicho que todos tenemos que pasarnos a la nueva receta. Personalmente no me imagino llevándome a la playa una reconstrucción de éstas con crujiente de puré. Pero tampoco pienso que ese sea el objetivo del cocinero. Algunos son creativos en la cocina como otros lo son en la pintura o en cualquier otra materia. La creatividad y la innovación son parte de la cultura, y son una señal de que estamos vivos. Esta tortilla de patata a mi me parece que es como la pintura cubista, en la que uno reconstruye a su manera una versión de la realidad. Me parece bueno que haya gente tan creativa, que se amplíen las opciones, que haya plataformas para explorar puntos de vista diferentes a la hora de entender algo tan tradicional como es la tortilla de patata. A mí, desde luego, me encantaría probarla, aunque no tenga la menor intención de cambiar la receta de mi madre. Y a todos los que critican tanto la innovación culinaria, les diría que se relajaran. Parece que tuvieran miedo de que el mundo fuera a tambalearse porque alguien se atreve a jugar con su receta más tradicional.

Por cierto, esta noche tortilla de patata para cenar. Gordica, con un poco de cebolla y con ensalada de tomate. Y enhorabuena a Iñaki.