PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







lunes, 2 de noviembre de 2009

La tortilla de patata cubista.

Iñaki Rodaballo (¿lo del apellido es predestinación a la cocina?) ha quedado finalista en el trofeo Coca-Cola a la mejor tortilla de patata. Hasta ahí todo normal. Lo bueno viene cuando leemos más sobre la receta, porque resulta que con las patatas hace un puré que luego deshidrata en papel siliconado, y con el resto de ingredientes y más patatas, se hace una pomada que debe quedar con textura de gel. Dice que es vertical en vez de horizontal, y que se come como un falafell, con la mano. Ahí es nada.

De todas formas, lo que más me llama la atención no es la creatividad de la receta, sino lo retrógrado de los comentarios al artículo. La mayoría de ellos calificando de chorrada, chorradica o tomadura de pelo (los más finos) y alguno se muestra claramente disgustado con la idea. Yo me pregunto por qué hay tanta gente a la que le disgusta que otros hagan cosas nuevas. Que yo sepa, nadie ha dicho que todos tenemos que pasarnos a la nueva receta. Personalmente no me imagino llevándome a la playa una reconstrucción de éstas con crujiente de puré. Pero tampoco pienso que ese sea el objetivo del cocinero. Algunos son creativos en la cocina como otros lo son en la pintura o en cualquier otra materia. La creatividad y la innovación son parte de la cultura, y son una señal de que estamos vivos. Esta tortilla de patata a mi me parece que es como la pintura cubista, en la que uno reconstruye a su manera una versión de la realidad. Me parece bueno que haya gente tan creativa, que se amplíen las opciones, que haya plataformas para explorar puntos de vista diferentes a la hora de entender algo tan tradicional como es la tortilla de patata. A mí, desde luego, me encantaría probarla, aunque no tenga la menor intención de cambiar la receta de mi madre. Y a todos los que critican tanto la innovación culinaria, les diría que se relajaran. Parece que tuvieran miedo de que el mundo fuera a tambalearse porque alguien se atreve a jugar con su receta más tradicional.

Por cierto, esta noche tortilla de patata para cenar. Gordica, con un poco de cebolla y con ensalada de tomate. Y enhorabuena a Iñaki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.