PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







lunes, 11 de enero de 2010

Qué frío más rico!



La Plaza del Castillo (Pamplona, España. Gracias a mi amiga Veronica por la foto)


                                          

Colchester (UK) (Gracias a mi sobrina Natalie por la foto).

En Florida no tenemos nieve (por ahora) pero esta mañana estábamos a cuatro gradetes. La verdad es que de vez en cuando y como excepción, se agradece. Dejar las chanclas y las camisetas de tirantes unos dias es bien agradable. Tengo excusa para tomar un chocolate caliente, o para quedarme en casa viendo una peli, arrebujada con una manta. Pequeños placeres del invierno que tenía olvidados desde que vivo en éste apéndice del mapa americano.

Mi abuelo era agricultor. Siempre decía que la nieve hace la tierra fértil, las raíces más fuertes, y todo más sano porque mata mosquitos, virus y bacterias. En éstas mañanas gélidas, a mi madre le encanta abrir las ventanas de par en par, por lo menos media hora, para que entre la frescura a todos los rincones de la casa. Dice que siente todo limpio y renovado. Con éstos antecedentes, no es de extrañar que al ver las fotos de la nieve o al levantarme y notar el frío mañanero, me da la impresión de que de alguna forma, el aire gélido se va a llevar las bacterias y los mosquitos de la vida, dejándonos una más limpia y fértil. Me doy cuenta de que deberíamos hacer como la madre naturaleza: desacelerar, hibernar, desarrollarnos por dentro mientras disfrutamos un pequeño y acogedor retiro. Es tiempo de libros, de reuniones familiares, de té caliente, de Monopoli o Parchís, de hornear bizcochos, y si alguno tiene un albergue cerca, también es tiempo de acercarse a ver si necesitan una mano. Hace frío para todos, pero no todos lo recibimos de la misma manera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.