PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







viernes, 16 de octubre de 2009

Ampliando nuestra perspectiva.

En una foto, o en un video, cuando reducimos el enfoque hacia una zona específica, ampliamos los detalles. Podemos ver estos detalles más claramente, pero a cambio, no podemos ver lo que rodea la imagen. Lo mismo ocurre en la vida. A menudo nos atascamos en un conflicto o en una línea de pensamiento, y no podemos salir hasta que lo miramos desde una perspectiva más amplia. Como coach, esta es una técnica que utilizo a menudo. Yo la llamo ampliar el enfoque. Como decía Albert Einstein, “ no podemos resolver un problema al mismo nivel al que lo hemos creado”, así que si queremos superar ese momento de estancamiento y resolver la situación, es el momento de cambiar nuestra perspectiva.

Nuestro punto de vista inicial sobre algo, determina nuestra reacción o nuestro pensamiento. Por ejemplo: los que conozcais la historia de Dan Brown “El Código Davinci” probablemente recordareis cuando el professor Langdom está dando una conferencia sobre simbología. En la pantalla vemos unos símbolos, pero los vemos en primer plano, sin que nos enseñen el entorno en el que las fotografías están tomadas. Nuestra mente completa la información e interpreta la imagen en base a nuestra cultura, experiencia, y conocimientos. En la escena, nos muestran una imagen de una cruz gamada. La gran mayoria la relaciona con el nazismo, pero al ver la totalidad de la foto, vemos que es un símbolo grabado sobre el pecho de un buda, y utilizado en ocasiones por grupos o culturas que nada tienen que ver con el régimen alemán. En una segunda fotografía, vemos una estatua de un niño en brazos de su madre, al estilo de algunas figuras religiosas antiguas. Para muchos es una representación cristiana de Maria con el niño, o una figura relacionada con la fertilidad. Al ampliar la perspectiva, vemos que es una estatua que representa al dios egipcio Horus en brazos de su madre Isis.

Cuando estamos atrapados en un conflicto, estamos acostumbrados a repetir una y otra vez el mismo proceso mental. Por ejemplo: estoy cansado de mi trabajo y de mi situación monetaria. Quiero ganar más dinero. Quiero ser mi propio jefe, por lo que debería abrir mi propio negocio. Pero como no tengo dinero para invertir, no puedo abrirlo. Además, mi trabajo ocupa casi todo mi tiempo y energía, con lo que no puedo pensar en un negocio nuevo. Terminamos en el punto de salida. Está claro que si partimos de las mismas premisas y aplicamos la misma lógica, llegaremos a la misma conclusión una y otra vez. Aquí es cuando ampliar la perspectiva es realmente útil.Pero, ¿Como se consigue?

Una forma de hacerlo es no enfocándose en el problema tal y como lo vemos, mirando solo la situación como la tenemos en este preciso instante, sino centrándonos en la situación tal y como queremos que sea, e incluyendo más variables (más personas, más opciones, una ventana de tiempo más amplia, etc…) Esto es el equivalente a ampliar la perspectiva en una fotografía, en la que no tenemos todavía los detalles de la situación nueva, pero ya la tenemos incluida como una posibilidad. Un ejemplo bastante visual sería consultar un mapa para llegar a un sitio, y ver que el mapa solamente refleja el lugar en el que nos encontramos ahora. Hasta que no veamos una porción mayor de terreno, que incluya el lugar al que nos dirigimos, no vamos a poder determinar cual es el camino más adecuado. En el caso de la persona que necesita montar un negocio, está llegando a la conclusión de que no puede porque está teniendo en cuenta solamente la falta de tiempo y de recursos. Mirándolo así, tiene toda la razón del mundo, no puede hacer nada más. Sin embargo, si amplia la perspectiva, se dará cuenta, por ejemplo, de que tiene habilidades, experiencia, un grupo de personas a su alrededor que pueden brindarle apoyo en diferentes areas. Puede pensar tambien que aunque no tiene tiempo ahora puede tenerlo durante sus vacaciones, o durante sus dias libres para preparar su nueva situación.

Veamos como el mismo principio general puede aplicarse a las relaciones. En un momento dado, podemos tener un problema con nuestro compañero. Ha hecho algo que nos molesta profundamente, así que estamos enfadados. Es difícil manejar estos sentimientos de enfado y frustración, y cada vez que pensamos en ello, lo único que nos viene a la mente es lo que ha hecho, y lo mucho que nos molesta. Así se echa más leña al fuego, y la separación sigue creciendo. Si intentamos resolver el conflicto con nuestro compañero desde esta posición, no hay realmente espacio para encontrar un punto común y un arreglo, porque estamos centrados en un marco muy limitado. Ahora bien, cuando ampliamos la perspectiva, e incluimos una historia rica en experiencias, amor y unión, es muchísimo más fácil encontrar una base sólida para poder llegar a la resolución del conflicto, entre otras rezones porque éste aparece más pequeño en relación a todo lo que lo rodea.

En resumen, ampliar la perspectiva cuando miramos una situación, es muy útil cuando sentimos que estamos estancados en un conflicto. ¿Por qué no te animas a probarlo la próxima vez que no sepas qué hacer respecto a algo? Espero que te resulte útil.

Por Helena Aramendia. Permitida la reproducción total o parcial, siempre que se mencionen el autor y la fuente.

Para comentarios o consultas, e-mail me Helenaaramendia@earthlink.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.