PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







martes, 16 de marzo de 2010

Género neutro.







Desde que lo he leído ésta mañana, no paro de darle vueltas. Un ciudadano británco ha sido legalmente reconocido como del género neutro. Estoy tan sorprendida que todavía no tengo una opinión al respecto. Por supuesto, cuando digo opinión, no me refiero a una opinión sobre la persona de la que hablamos, que merece todo mi respeto, sino sobre lo acertado del procedimiento oficial.  

A ver si al escribir se van aclarando mis ideas. A vuelapluma, lo primero que me sorprende es que un gobierno decida hacer legal y oficial algo tan minoritario y personal solo por el hecho de que es una realidad. No se, por poner un ejemplo más simple, cuantos ejemplares híbridos se necesitan para definir una especie nueva en botánica o en zoología? o ¿cuantas obras de arte debe haber que estén realizadas de una forma novedosa para que se considere un estilo nuevo? Lo cual me plantea otro interrogante: Cuantos casos más de personas en una situación similar encontraríamos si hiciéramos un estudio sobre el tema? ¿Va a ser este el único ciudadano en el mundo con género neutro?

Y sigo pensando. ¿que implicaciones tiene el hecho de que a partir de ahora las personas puedan ser, como los géneros gramaticales, femenino, masculino o neutro? Para empezar, los ingleses no tendrán problemas con el lenguaje, pero los hispanoablantes, los italianos y los franceses, entre otros muchos, si. Necesitaremos palabras nuevas, porque utilizar un artículo neutro refiriendonos a un ser humano suena un poco despectivo. 

Lo que podría llegar a tener implicaciones es la posibilidad de que en unos años, algo que se da por hecho como es el definirse de un género u otro, no sea tan sencillo habiendo tres de ellos en lugar de dos.  No preveo en un futuro, ni siquiera lejano, que haya un número elevado de personas a las que no se pueda definir  en términos de género atendiendo a sus características físicas; vamos, que por mucho que pueda haber distintas orientaciones, tanto Rock Hudson como Casanova tienen bien definido su género, igual que la mayoría de nosotros. Pero lo que yo quisiera ver es si esto es solo una anécdota, o es el primero de un gran número de casos, porque entonces ¿podría llegar a marcar la siguiente pauta evolutiva del ser humano?. Cuando un tipo de organismo triunfa en su entorno, se coloca en la cúspide de la pirámide ecológica, deja de tener predadores relevantes y empieza a multiplicarse exponencialmente hasta crear una superpoblación que termina por amenazar la supervivencia de la especie. Hace años que oigo voces que nos intentan demostrar que estamos viviendo esta situación, y que el crecimiento actual no es sostenible por mucho más tiempo. Sabemos, por otra parte, que la naturaleza tiene sus métodos de control y adaptación. Me pregunto si una mutación de género, a neutro, acompañada de un aumento relevante en la homosexualidad, conlleva una drástica reducción de la natalidad y por tanto del crecimiento de población. Las parejas humanas suelen formarse siguiendo un principio de polaridad que podemos observar en todas partes en la naturaleza. Incluso en relaciones homosexuales se puede ver este principio porque normalmente un individuo tiene su parte femenina más desarrollada y el otro la parte masculina. Universalmente lo simbolizamos con el ying y el yang, o utilizamos los clásicos ejemplos del día y la noche, los polos positivos y negativos, etc etc. Si todos fuéramos neutros, podríamos seguir relacionándonos basándonos en otras consideraciones, como afinidad intelectual, por ejemplo, pero no se si serían uniones emocionales ni probablemente sexuales, porque con cargas neutras no hay chispa. 


En cuanto al sujeto en cuestión, que es lo que cuenta, le deseo lo mejor, y espero que se sienta content@ ahora que puede definirse. ¿Se acabarán sus problemas existenciales por el hecho de que la autoridad haya dictaminado que es oficialmente neutro?. ¿Como se siente alguien cuando no sabe si es hombre o mujer? ¿Podrá encontrar una pareja que se sienta cómoda con su género neutro? Al menos, los que se cambian de género o los que quisieran cambiarse, saben lo que sienten, saben con qué se identifican. Pero Norrie May no sabe lo que es. Confieso mi  curiosidad por saber como le afecta. Se sentirá incompleto, a falta de un rol, de un grupo al que pertenecer? o, por el contrario, está trascendiendo el hecho de pertenecer a un grupo u otro y se siente pleno siendo simplemente humano? Tampoco está  mal. Yo me paso la vida abogando por la eliminación de etiquetas y de barreras, por la no identificación con países, religiones, razas o grupos sociales, luego no debería chocarme tanto eliminar la barrera de género. El (ella, ello...) dice que cuanto más quiere uno ser normal menos fiel es a uno mismo. Le doy la razón. No se si admirarlo por ser valiente y fiel a sí mismo, o sentir compasión porque tiene un cacao mental que quien sabe si le deja ser feliz. También dice en cuando se censura a si mismo para contentar a otros, su alma sufre. Es cierto. Yo veo a muchos que se censuran a si mismos en diferentes aspectos, aunque sean menos definitivos o llamativos que este, y no son capaces de reconocerlo, ni mucho menos de ponerle un final. También sus almas sufren, pero ellos se hacen los locos. 


Por lo demás, mientras no me hagan a mi marcar la casilla N, cada uno que se defina como quiera, y supongo que el gobierno británico simplemente ha dado una respuesta práctica ante una realidad, tanto si nos gusta como si no. Por el momento, mi opinión al respecto sigue, como su género, neutra, y lo que sí quisiera ver en el mundo, con respecto a ésta persona neutra tan fiel a si misma, es respeto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.