PUNTO DE VISTA - Un espacio para compartir opiniones.







jueves, 19 de mayo de 2011

Bienaventurados los indignados, porque abren el camino al cambio auténtico.


Queridos amigos indignados, 

Gracias. Muchísimas gracias por vuestro coraje.

Hace tiempo que necesitábamos un movimiento desligado de la política, capaz de representar a todos y cuyo objetivo es transmutar un sistema que no nos sirve por otro en el que podamos desarrollarnos plenamente. La sociedad en la que vivimos ahora se atreve a llamar democracia a lo que en realidad es una forma moderna de esclavitud. Necesitamos crear una sociedad diferente y vosotros estáis dando el primer paso; el más difícil; el más importante; el que requiere más fe, más fuerza para superar la inercia, y más valor para enfrentar el status quo. 

Personalmente os lo agradezco de corazón, porque pertenezco a ese grupo que posee en igual medida clarividencia y cobardía. Indignada desde hace mucho tiempo, con una visión bastante clara de lo que tiene que ocurrir (y de hecho ya está ocurriendo) y sin embargo, incapaz de hacer nada, me confieso espectadora pasiva, de las que ve la vida desde la barrera. Se que este momento era inevitable, y lo estaba esperando como agua de mayo, pero en el fondo no creía que fuera posible. Por supuesto era más fácil creer que ocurriera en países donde la falta de libertad es más flagrante, pero yo tenía mis dudas de que ocurriera en casa, donde hay un relativo estado de bienestar.

Habeis demostrado que no son suficientes para distraeros ni las drogas ni la televisión, ni el consumo, ni la política, ni los botellones, ni el paro, ni la falta de oportunidades. Habéis demostrado que teneis la visión, el valor, la capacidad de trabajo y la unidad necesarias para esta evolución tan importante. Os estais convirtiendo en el cambio que todos estábamos esperando, y lo estais compartiendo con el mundo. Por todo ello os doy las gracias. 

Adelante, no os rindáis. Pase lo que pase en los próximos días, no os olvidéis de este primer paso. No perdáis nunca el espíritu de unidad que tenéis ahora. Recordad como habéis creado una pequeña sociedad espontánea donde cada uno desarrolla sus propios talentos para el bien del grupo. Estáis escuchando lo que vuestro corazón os dicta; estáis actuando desde la libertad y desde la paz. Todos estos valores son los que definen la sociedad que viene, y sois los que estáis poniendo la primera piedra. Me siento muy orgullosa de vosotros, y desde Florida os mando constantemente toda la fuerza moral y el apoyo y el cariño posibles. 

Helena Aramendia

www.helenahealer.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.